Inicio..
® Fundación Sepec / Servicios de Perfeccionamiento y Capacitación 2006
Cienfuegos 51 / Fonos: (56-2) 562 2360
Requerimientos: Resolución 1024 x 768 px / flash plug in
Derechos Reservados

Verónica Tenorio, directora del Proyecto de SEPEC en colegios de Limarí y Choapa

“Queremos comprobar que es posible torcerle la mano al destino”

Ese es el objetivo que se traza esta educadora con la ejecución de este plan de mejoramiento con niños y niñas en situación de pobreza. Para ello, añade, es necesario capacitar a los profesores, con miras a que los alumnos puedan superar sus logros de aprendizaje y desarrollar sus habilidades cognitivas, sociales y afectivas

Verónica Tenorio
Directora del Proyecto

 

Se le ve entusiasmada a Verónica Tenorio. Esta profesora especialista en currículum –con un magíster en la Universidad de Chile y estudios de doctorado en la Universidad Complutense de Madrid- es la directora del proyecto de mejoramiento en quince escuelas vulnerables de las provincias de Limarí y Choapa, que Fundación SEPEC se adjudicó en el marco del Programa “Capacitación a Directivos y Docentes de Escuelas Vulnerables Región de Coquimbo”. Sí, se le ve motivada por llevar a buen puerto un proyecto de marcado carácter social-educativo, y que aspira a elevar el nivel de aprendizajes de niños y niñas que luchan a diario contra la adversidad. Con claridad en los conceptos y, sobre todo, con pasión por esta aventura pedagógica, Verónica responde nuestras preguntas en torno a este proyecto que, a fin de cuentas, a lo que aspira es a hacer de la educación un motor de igualdad de oportunidades.

 

En la etapa del proyecto que viene ahora, ¿a cuánta gente van a capacitar en cada provincia?

Según el dato que tengo en este momento, en Choapa serán aproximadamente 55 profesores y en Limarí alrededor de 120 ó130 personas.

Uno de los objetivos de este proyecto es mejorar los resultados Simce. ¿Cuál es la realidad de estos colegios en esta medición educacional?

En general los resultados de estas quince escuelas básicas en relación a pruebas externas no han sido los mejores. Respecto al Simce, la dispersión de logros es de 210 a 265 puntos; en promedio entre las dos provincias tenemos sólo una escuela catalogada como buena, que tiene resultados sobre la media –que es de 250-, con 265 puntos. En tanto, las otras 14 escuelas tienen menos de 250.

Una apuesta social educativa

¿Cuál es la motivación particular que anima este proyecto?

Primero, ganar un proyecto de índole regional significa un compromiso social, en el sentido de que estamos atendiendo a escuelas vulnerables, con niños en situación de pobreza. Por lo tanto, la apuesta que se nos presenta es social educativa, y como fundación es la vocación que nos identifica, atender a ese sector de la población de nuestro país. Y segundo, colocar todas nuestras competencias para que estos niños puedan aprender como todos los niños que están en otros establecimientos de Chile. Es decir, colocar todos los esfuerzos pedagógicos y curriculares en capacitar a los profesores, para que estos alumnos puedan tener más riqueza en la forma de entrega de los programas de estudio vigentes y que puedan desarrollar mejor tanto los saberes que están seleccionados en los decretos educacionales, pero también puedan desarrollar sus habilidades cognitivas, sociales y afectivas.

Lo que nos habla justamente de poner en práctica la tan mentada igualdad de oportunidades en la educación, en el sentido de mejorar la de los más pobres para que se acerque en calidad a la de los que tienen más.

Así es. Nuestra apuesta es esa, de que estos niños que vienen de sectores vulnerables y con competencias a lo mejor menores que otros niños, puedan a través de una intervención educacional contar con los elementos para poder tener mejores resultados en el Simce, que es justamente el compromiso que nos plantea el Gobierno regional en este proyecto.

¿Hay algún plazo estimativo para lograr eso?

Nosotros tenemos el compromiso de subir el resultado Simce o al menos dejar instaladas capacidades en los profesores y directivos para que mejoren los resultados en este test. Nuestro proyecto dura dos años, en primera instancia era de tres años, 2007-2008-2009, pero el 2007 como se aprobó tan tarde alcanzamos solamente a operar en octubre y noviembre de ese año, así que tenemos todo el 2008 y el 2009 para operar, en relación a la capacitación y al seguimiento de la capacitación y luego entonces tendríamos que ver ya los resultados del Simce del próximo año, 2009-2010. Incluso ya habiendo terminado el programa, en 2011 también van a ser mirados los resultados para ver cómo les fue a estas escuelas que fueron intervenidas en este programa.

Me imagino que el objetivo de este proyecto va mucho más allá de mejorar el resultado de indicadores como el Simce, también apunta a mejorar y enriquecer el universo cultural de estos niños y niñas. ¿Cómo lo ves desde esa perspectiva no tan cuantificable?

En esa línea, abordamos el desarrollo de las competencias, las que primero van en relación a las personas, a instalar, a reflexionar, a lo mejor subir la autoestima dentro del profesorado. También la relación que estos profesores puedan tener con estos alumnos, teniendo altas expectativas de ellos, lo que normalmente en la vulnerabilidad no es así, por lo tanto nosotros estamos trabajando también todo lo que es el logro de expectativas, a través de los mismos profesionales de la educación; que ellos estén concientes y tengan un discurso pedagógico y social de que pueden educar bien a estas personas. En síntesis, nosotros queremos comprobar a través de este proyecto de que es posible torcerle la mano al destino.

Volver

Mapa del Sitio Envíe un Correo Inicio